Inici || Castellano | English
facebook twitter youtube issuu picasa rss

El Congreso de los Diputados aprueba una PNDL de apoyo a la abolición de las armas nucleares

La proposición ha obtenido 21 votos a favor y 14 abstenciones

20 de junio de 2017. La Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados ha aprobado en la sesión de esta mañana una Proposición No de Ley en la que se apoya la prohibición de las armas nucleares y se pide al gobierno español que se implique en el proceso diplomático hacia el desarmen nuclear.

La PNDL, que hace unos meses FundiPau envió a todos los Grupos Parlamentarios del Congreso i que hoy ha sido defendida por el diputado Eduardo Madina, se ha aprobado con 21 votos a favor y 14 abstenciones. Texto de la PNDL (pág. 11)

El objetivo de la Proposición es justamente que el Estado español se sume al proceso internacional que persigue la aprobación de un tratado de prohibición de las armas nucleares más allá del Tratado de No Proliferación (TNP) que se ha demostrado inoperante.

“Más de 130 países de todo el mundo han hecho ya una apuesta clara por la seguridad real, la que se basa en evitar riesgos graves e innecesarios para las personas y el planeta, apoyando un tratado de prohibición de las armas nucleares. En cambio, las potencias nucleares y la práctica totalidad de los miembros de la OTAN, el Estado español incluido, se oponen a él. Tenemos que presionar para que, en lugar de frenar avances en clave de paz y seguridad, se sumen. Por ello, la votación de hoy en el Congreso es tan importante: las fuerzas políticas presentes, representantes de la ciudadanía, reclaman al gobierno que canvie de actitud”, afirma Jordi Armadans, director de FundiPau.

Desde el 15 de junio y hasta el 7 de julio se celebra a la sede de la ONU en Nueva York la segunda sesión de la conferencia para negociar un tratado de prohibición de las armas nucleares, las únicas armas de destrucción masiva que no están prohibidas. Después de la primera sesión, celebrada del 27 al 31 de marzo de 2017, 132 países se mostraron favorables a la aprobación de un Tratado de prohibición.