Inici || Castellano | English
facebook twitter youtube issuu picasa rss

El gasto militar baja en Occidente y crece en el resto del mundo

Estocolmo. El gasto militar mundial llegó a los 1,75 billones de dólares en 2013, una caída del 1,9% en términos reales desde 2012, según los datos publicados hoy por el Stockholm International Peace Research Institute SIPRI). La completa actualización anual de la base de datos de SIPRI sobre gasto militar es accesible desde hoy en www.sipri.org.

La disminución del total global del gasto se debe a la reducción que se produjo en los países occidentales, con Estados Unidos a la cabeza, a pesar del incremento en el resto de regiones. De hecho, el gasto militar en todo el mundo excluyendo Estados Unidos, creció un 1,8%.

Después de EE.UU., los tres siguientes países con más gasto militar —China, Rusia y Arabia Saudí—incrementaron sustancialmente esta partida y Arabia Saudí pasó por delante de Reino Unido, Japón y Francia para convertirse en el cuarto país con más gasto militar. China, Rusia y Arabia Saudí están entre los 23 países del mundo que han más que duplicado su gasto militar desde 2004.

La caída del gasto militar de Estados Unidos en 2013 en un 7,8%, es el resultado del fin de la guerra en Irak, del inicio de la retirada de Afganistán, y de los efectos de los recortes presupuestarios automáticos aprobados por el Congreso de EE.UU. en 2011. Mientras tanto, las políticas de austeridad continúan determinando la tendencia en la Europa central y del oeste y en otros países de occidente. 

‘El incremento del gasto militar en países emergentes y en desarrollo continúa avanzando’, asegura el Dr. Sam Perlo-Freeman, director del Programa de Gasto Militar de SIPRI. ‘Mientras en algunos casos es el resultado natural del crecimiento económico o una respuesta a necesidades legítimas de seguridad, en otros representa un derroche de los ingresos obtenidos de los recursos naturales, la dominación de regímenes autocráticos, o de emergentes carreras de armamento regionales.’

Arabia Saudí e Irak dominan el incremento en el Próximo Oriente

El gasto militar en Oriente Próximo aumentó un 4% en 2013, llegando a los 150.000 millones de dólares estimados. El gasto de Arabia Saudí aumentó un 14% hasta los 67.000 millones de dólares, a causa posiblemente de las tensiones con Irán pero también del interés en mantener unas fuerzas de seguridad fuertes y leales para prevenir potenciales protestas como las que se produjeron en la Primavera Árabe. 

En Bahrein, el hecho de mantener la supervivencia del régimen ante la oposición interna es el motivo más plausible del incremento del 26% que se ha producido. De todos modos, el incremento regional más grande se registró en Irak (27%), que continuó la reconstrucción de sus fuerzas armadas. 

‘Los datos de gasto militar de 2013 de Irán, Qatar, Siria y los Emiratos Árabes Unidos no están disponibles, lo que significa que el total estimado de la región es altamente incierto. Esto refleja la opacidad general del gasto miliar en la región e incluso cuando los datos están disponibles puede ser que no incluyan todo el gasto militar’ afirma el Dr. Perlo-Freeman.

Recursos que facilitan el incremento de armas en África

El gasto militar en África aumentó un 8,3% en 2013, llegando a una estimación de 44.900 millones de dólares. Alrededor de dos terceras partes de los países africanos de los cuales hay datos disponibles incrementaron su gasto militar en 2013. Argelia se convirtió en el primer país de África en gasto militar por encima de los 10.000 millones de dólares, un incremento del 8,8% desde 2012, y del 176% desde 2004. Mientras tanto, Angola incrementó su gasto en un 36% en 2013, y avanzó a Sudáfrica como principal inversor en gasto militar de África subsahariana, y el segundo del continente. Los altos ingresos en petróleo son el factor que ha permitido que tanto Argelia como Angola incrementen su gasto militar. 

El gasto militar de China continúa creciendo

El gasto militar en Asia y Oceanía creció un 3,6% en 2013, llegando a los 407.000 millones de dólares. El incremento se explica principalmente por el 7,4% de crecimiento de China, que llegó a un gasto militar de 188.000 millones de dólares.  Las disputas territoriales con China están conduciendo el incremento del gasto militar en países como  Filipinas y Vietnam.

‘La preocupación de Japón por el crecimiento del poder militar de China, combinado con las propias políticas internas del gobierno japonés, han llevado al país nipón a poner fin a su larga y gradual disminución del gasto militar. Aún así, el mayor incremento en la región en 2013 fue el de Afganistán, con un 77%, puesto que está construyendo sus fuerzas de seguridad en preparación por la retirada de la mayoría de fuerzas extranjeras a finales de 2014’ concluye el Dr. Perlo-Freeman.