Inici || Castellano | English
facebook twitter youtube issuu picasa rss

El gasto militar crece en Estados Unidos y Europa y disminuye en los países exportadores de petróleo

(Estocolmo, 24 de abril de 2017) El gasto militar mundial llego a 1,686 billones de dólares en 2016, con un incremento del 0,4% en términos reales respecto a 2015, según los nuevos datos del Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI). El gasto militar de América del norte vio su primer incremento desde 2010, mientras que el gasto en Europa occidental creció por segundo año consecutivo. La actualización completa de la base de datos sobre Gasto Militar de SIPRI está disponible desde hoy en www. sipri.org.

El gasto militar mundial creció por segundo año consecutivo hasta un total de 1,686 billones de dólares en 2016 —el primer crecimiento anual consecutivo desde 2011, cuando el gasto llegó a su punto máximo de 1,699 billones de dólares.* Las tendencias y los patrones en gasto militar varían considerablemente entre regiones. El gasto continuó creciendo en Asia y Oceanía, en Europa oriental y central y en el norte de África. En contraste, cayó en América central y en el Caribe, en Oriente Medio (en base a los países de los cuales se dispone de datos), en América del sur y en África subsahariana.

El gasto de Estados Unidos vuelve a crecer, el de Arabia Saudí cae significativamente

Estados Unidos se mantiene como el país con el mayor gasto militar anual del mundo. Su crecimiento entre 2015 y 2016 fue del 1,7% hasta llegar a los 611.000 millones de dólares. China fue el segundo país que más invirtió en gasto militar en 2016, con un incremento del 5,4%, hasta llegar a los 215.000 millones de dólares, un índice de crecimiento muy menor que el de los últimos años. Rusia aumentó su gasto un 5,9% en 2016, hasta los 69.200 millones de dólares, convirtiéndose en el tercer país con mayor gasto. Arabia Saudí, que fue el tercer país con más gasto militar en 2015, bajó a la cuarta posición en 2016. El importe de su gasto cayó un 30% en 2016 hasta los 63.700 millones de dólares, a pesar de su implicación continuada en las guerras de la región. El gasto militar de India creció un 8,5% en 2016 hasta los 55.900 millones de dólares, situándose como quinto país con mayor gasto.

El crecimiento en gasto militar de los EE.UU. en 2016, podría indicar el fin de una tendencia de descensos en esta partida, que era fruto de la crisis económica y de la retirada de las tropas norteamericanas de Afganistán e Irak. El gasto de los EE.UU. en 2016 se mantuvo un 20% más bajo que la de su punto más álgido de 2010. ‘A pesar de las restricciones legales continuadas en el presupuesto global de los Estados Unidos, los incrementos en gasto militar fueron acordados por el congreso,’ afirma Aude Fleurant, directora del programa de Armas y Gasto Militar (AMEX) de SIPRI. ‘Los patrones futuros de gasto son inciertos debido al cambio de la situación política en EE.UU.’

Los incrementos en Europa se deben a la creciente percepción de amenazas

El gasto militar en Europa occidental creció por segundo año consecutivo y se incrementó un 2,6% en 2016. Hubo aumentos en todos los países menos en tres. Italia fue el país con el crecimiento más notable: el 11% entre 2015 y 2016.

Los países con mayores incrementos relativos en gasto militar entre 2015 y 2016 fueron de Europa central. El gasto global en esta zona creció un 2,4% en 2016. ‘El crecimiento en el gasto de muchos países de Europa central se puede atribuir parcialmente a la percepción que Rusia representa una amenaza mayor,’ afirma SiemonWezeman, investigador sénior del programa AMEX de SIPRI. ‘Esto a pesar del hecho que el gasto de Rusia en 2016 fue sólo del 27% del total conjunto de los países europeos miembros de la OTAN.’

Grandes caídas del gasto militar en muchos países exportadores de petróleo

‘La caída de los ingresos por el petróleo y los problemas económicos asociados, relacionados con el descenso del precio del crudo, forzó a muchos países exportadores a reducir su gasto militar’, dice Nan Tian, investigador del programa AMEX de SIPRI. ‘Por ejemplo, entre 2015 y 2016, Arabia Saudí efectuó la mayor reducción absoluta en gasto militar: 25.800 millones de dólares.

Los mayores recortes en gasto militar en 2016 relacionados con la caída de los ingresos nacionales por petróleo se produjeron en Venezuela (—56%), Sudán del sur (—54%), Azerbaiyán (—36%), Iraq (—36%) y Arabia Saudí (—30%). Otros descensos notables se dieron en Angola, Ecuador, Kazajistán, México, Omán y Perú. Sólo 2 de los 15 países con las mayores caídas en gasto en 2016 no son exportadores de petróleo. De todas maneras, hay una minoría de países exportadores de crudo, como Argelia, Irán, Kuwait y Noruega, que estaban mejor preparados económicamente para hacer frente a las bajadas del precio del petróleo y pudieron mantener sus planes de gasto en 2016.

Otros temas destacables

  • El gasto militar de 2016 representó el 2,2% del Producto Interior Bruto global. Oriente Medio (para los países de los cuales se dispone de datos) fue donde este gasto representó un porcentaje más alto del PIB, con un promedio del 6%, mientras que el porcentaje más bajo fue en América, con un 1,3% del PIB.
  • El gasto en África cayó un 1,3% en 2016, el segundo año de descensos después de 11 años consecutivos de incrementos. Esto se debió principalmente a los recortes realizados por los países exportadores de petróleo de África subsahariana (como Angola y Sudán del sur).
  • En Asia y Oceanía, el gasto militar creció un 4,6% en 2016. Los niveles de gasto están relacionados con el gran número de tensiones en la región, como los derechos territoriales en el Mar de la China meridional.
  • El gasto militar de Centroamérica, el Caribe y Sudamérica combinados bajaron un 7,8% hasta niveles de 2007. La caída se explica en gran parte por las reducciones en gasto de los países exportadores de petróleo como Ecuador, México, Perú y Venezuela. El gasto de Brasil continuó cayendo como resultado del empeoramiento de la crisis económica.
  • No hay estimaciones para Oriente Medio dado que no hay datos disponibles de muchos países clave como los Emiratos Árabes Unidos. De los países de los cuales se dispone de datos, se vieron incrementos sustanciales en Irán y Kuwait, mientras que se registraron considerables descensos en Irak y Arabia Saudí.

* Todos los cambios en los porcentajes se expresan en términos reales (precios constantes del 2015).