Inici || Castellano | English
facebook twitter youtube issuu picasa rss

El gasto militar mundial se mantiene en 1,8 billones de dólares

Estados Unidos reduce el gasto militar mientras aumenta en el este de Europa, Oriente Próximo, África y Asia, según el SIPRI

 

Estocolmo, 13 de abril de 2015. El gasto militar mundial en 2014 fue de 1,8 billones de dólares, un 0,4 % menos que en 2013, en términos reales, según las cifras hechas públicas hoy por el Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI). La completa actualización anual de la base de datos de SIPRI sobre gasto militar está disponible desde hoy en www.sipri.org.

A pesar de que el gasto militar mundial bajó por tercer año consecutivo, se vio nivelado porque las reducciones de EE.UU. y de Europa occidental coincidieron, en gran medida, con los incrementos de Asia y Oceanía, de Oriente Próximo, de Europa del este y de África. El gasto en América Latina se mantuvo estable.

El gasto militar de EE.UU. cayó un 6,5 %* como parte de las medidas en curso de reducción del déficit presupuestario; en total, este gasto ha caído un 20 % desde su punto más alto en 2010. De todas formas, el actual gasto militar de EE.UU. es todavía un 45 % más alto que en 2001, justo antes de los ataques terroristas del 11 de septiembre.

Los tres siguientes países que más invierten en gasto militar —China, Rusia y Arabia Saudí— aumentaron sustancialmente su gasto. El incremento de Arabia Saudí, del 17 %, fue el mayor de los 15 países que más invierten en esta partida en el mundo.

‘Mientras que el gasto militar mundial total no ha variado mayoritariamente, algunas regiones, como el Próximo Oriente y gran parte de África, continúan viendo un rápido crecimiento que supone unas cargas cada vez más altas en muchas economías’, afirma el Dr. Sam Perlo-Freeman, jefe del proyecto de Gasto Militar del SIPRI. ‘Estos incrementos reflejan parcialmente situaciones de empeoramiento de la seguridad pero, en muchos casos, también son producto de la corrupción, de intereses creados y de gobiernos autocráticos’.

La crisis de Ucrania impacta en el gasto en la zona oriental de Europa

El conflicto en Ucrania está empujando a muchos países europeos cercanos a Rusia, en Europa Central y en los países bálticos y nórdicos, a incrementar el gasto militar, a menudo, haciendo que revisen sus planes previos, revirtiendo así la tendencia a la baja. De todas maneras, no hay señales de una tendencia similar en el resto de Europa occidental, a pesar de que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (la OTAN) pida a los países miembros que destinen un 2 % de su PIB a gasto militar. Los 5 países con mayor gasto militar de Europa occidental —Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y España—han presupuestado más recortes, aunque mayoritariamente pequeños, para 2015. Aún así, Alemania ha anunciado su intención de aumentar el gasto a medio plazo.

Ucrania aumentó el gasto por encima del 20 % en 2014 y prevé incrementar más del doble su inversión en las fuerzas armadas en 2015. Rusia también está presupuestando un incremento del gasto en 2015 pero, en realidad, ya lo tenía previsto antes del conflicto de Ucrania. De hecho, el presupuesto militar original de Rusia para 2015 se ha reducido un 5 % debido a la disminución de los ingresos por la caída de precios de finales de 2014. Aún así, el presupuesto revisado representa un incremento significativo respecto al gasto de 2014.

‘La crisis de Ucrania ha alterado fundamentalmente la situación de seguridad en Europa, pero, hasta ahora, el impacto en el gasto militar es más evidente en los países fronterizos con Rusia. En los demás, la austeridad se mantiene como principal conductora de las tendencias a la baja del gasto’, dice el Dr. Perlo-Freeman.

El incremento del gasto de China lidera la tendencia en Asia

El gasto militar en Asia y Oceanía creció un 5 % en 2014, llegando a los 439 mil millones de dólares. Este incremento corresponde mayoritariamente al aumento del 9,7 % de China, que gastó alrededor de 216 mil millones de dólares. Entre los otros países con más gasto, Australia lo incrementó un 6,7 %, mientras que Corea del Sur e India, un 2,3 % y un 1,8 % respectivamente. El gasto de Japón se mantuvo estable. Vietnam, que tuvo tensiones con China por disputas territoriales al sur del Mar de China, incrementó su gasto un 9,6 %. Inversamente, Indonesia, un estado amigo del litoral del Mar del sur de China, rompió su tendencia de varios años de incrementos llevando a cabo un 10 % de recorte en 2014.

Otros datos destacables

• En América Latina, el gasto de Brasil cayó ligeramente debido a las dificultades económicas; también la crisis provocó que Venezuela tuviera la caída más grande del gasto militar de la región, un 34 %. Mientras tanto, México incrementó su gasto un 11 % debido a la guerra con los cárteles de la droga.
• La carga económica que representa el gasto militar ha crecido en algunas regiones, donde el número de países que gastan más del 4 % de su PIB en el ámbito militar ha pasado de 15 a 20 en 2014. Solo tres de estos países tienen un sistema de gobierno democrático que funcione.
• El gasto militar en África creció un 5,9 %. Los dos países con más gasto, Argelia y Angola, son los dos principales productores de petróleo, e incrementaron su gasto un 12 % y un 6,7 % respectivamente.
• No está claro qué impacto puede tener la fuerte caída del precio del petróleo de finales de 2014 en los grandes incrementos en el gasto militar que han hecho muchos países productores de Oriente Próximo, de zonas de África y de Asia y Rusia, entre otros. Mientras algunos productores, como Arabia Saudí, han acumulado grandes reservas financieras que les permitirán soportar precios más bajos durante algún tiempo, otros pueden resultar más afectados y, de hecho, Rusia ya ha recortado sus planes de gasto militar para 2015 como consecuencia de esto.

*Todos los incrementos y disminuciones de porcentajes están expresados en términos reales (precios constantes del 2011).