Inici || Castellano | English
facebook twitter youtube issuu picasa rss

El Gobierno central se resiste a dar el impulso definitivo a una ley que garantice la transparencia en el comercio de armas

Amnistía Internacional, Intermon Oxfam, Greenpeace y la Fundació per la Pau mandan una carta abierta al presidente del Gobierno central por vía de urgencia

Madrid. El Gobierno central y el Grupo Parlamentario Socialista se están resistiendo a apoyar en el Congreso un texto que garantice la transparencia en el comercio español de armas, en contra del compromiso anunciado por el presidente, José Luís Rodríguez Zapatero en el debate sobre el Estado de la Nación de alentar e impulsar una ley de armas que pare la carencia de control en las exportaciones españolas.

El pasado 13 de septiembre, Amnistía Internacional, Intermón Oxfam y Greenpeace pidieron a los grupos parlamentarios especialmente al socialista, que ostenta la presidencia, de la Comisión de Defensa y es el grupo mayoritario, que desbloqueara y agilizara al máximo el trámite de la ley de forma que se pudiera aprobar antes del final del curso parlamentario, previsto para diciembre.

A día de hoy, esta Comisión de Defensa no se ha convocado con cuyo objeto y el tiempo para la tramitación de la ley de armes se agotará de aquí a pocos días.

Las organizaciones han denunciado en numerosas ocasiones que el texto de la ley que se debate en el Congreso, no cuenta con las medidas necesarias para garantizar que el gobierno central informa con detalle de las armas que se exportan, por lo tanto, si no se modifica en el trámite parlamentario seguirá siendo imposible saber que se está vendiendo y a quién. Además, se continuará permitiendo vender armas en países que violan gravemente los derechos humanos, que sufren conflictos o que están sumidos en la pobreza.

El principal problema es que, con el proyecto de ley que tienen los diputados sobre la mesa, el comercio de armas seguirá siendo obscurantista, porque no se regula la obligación de dar detalles sobre cada producto que se exporta, tal cómo sí que lo hacen países como los EEUU y el Reino Unido, entre otros.

Ante un plazo que se agota, las organizaciones han tramitado por vía de urgencia una carta abierta al presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, donde manifiestan su profundo malestar por esta situación y le exigen cumplir con los compromisos adquiridos.

Adjunta: Carta abierta al presidente del Gobierno central de Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional España, Ariane Arpa, directora de Intermón Oxfam, Juan López de Uralde, director de Greenpeace, y Jordi Armadans, director de la Fundación por la Paz.