Inici || Castellano | English
facebook twitter youtube issuu picasa rss

El Gobierno español, más cerca de ratificar el Tratado sobre Comercio de armas

Amnistía Internacional, Greenpeace, FundiPau y Oxfam Intermón dan la bienvenida a los avances y han recibido con gran satisfacción que el Consejo de Ministros remitiese el pasado jueves, 5 de diciembre, a las Cortes Generales el Tratado sobre el Comercio de Armas (TCA) para su ratificación.

Para Mario Rodríguez, Director de Greenpeace España “llegar hasta aquí sido un éxito histórico del empuje y activismo ciudadano. El año pasado el Congreso, una decena de parlamentos autonómicos y  medio centenar de ayuntamientos e instituciones aprobaron mociones o declaraciones institucionales a favor del tratado. 40.000 ciudadanos firmaron esa misma declaración. El Gobierno español ha sentido esa presión. Ahora da un nuevo paso clave, tras años de negociaciones, al pedir su ratificación y apoyar así a que entre en vigor”.

En opinión de las ONG, esta ratificación implica modificar la legislación española y adaptarla a la “Regla de Oro” del Tratado, reflejada en sus artículos 6 y 7. Estos artículos prevén la no autorización de transferencias de armas para cometer atrocidades como genocidio, crímenes de lesa humanidad o crímenes de guerra y obliga a los gobiernos a evaluar el riesgo de transferir armas, municiones o componentes a otros países donde puedan ser utilizados para cometer o facilitar graves violaciones del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos. Los gobiernos deben denegar las autorizaciones si hay un riesgo “preponderante” de esas graves violaciones que no pueda mitigarse, teniendo en cuenta el riesgo de que se utilicen para cometer actos graves de violencia de género, violencia contra las mujeres y los niños.
 
“La delegación española fue muy activa en la recta final de la negociación del TCA, defendiendo ese articulado. El ministro Soria, que firmó el tratado en Nueva York el 3 de junio, fue el único representante estatal en declarar en el momento de la firma que aplicaría provisionalmente esos puntos con objeto de salvaguardar los derechos humanos y respetar el derecho internacional humanitario”, ha indicado Esteban Beltrán, Director de Amnistía Internacional.

Este compromiso temporal es muy positivo y debe estar presente y orientar todas las decisiones de autorización de transferencias de armas españolas al extranjero, que siguen preocupando a las ONG. “Las ventas de armas españolas, cuyas autorizaciones superaron los 8.000 millones en 2012, se realizaron en un contexto de clara tensión entre las limitaciones establecidas por la Ley de exportación de armas españolas 53/2007 y la clara voluntad del Gobierno de incrementar las ventas en el exterior. La ratificación del Tratado debe dejar claro que la prioridad del Gobierno es controlar las ventas”, ha indicado José María Vera, Director Ejecutivo de Oxfam Intermón.

A la espera de la publicación por parte del Gobierno de las estadísticas oficiales de exportaciones de armas españolas en el primer semestre de 2013, las ONG consideran que la ratificación del Tratado puede ser un momento en que el Gobierno rinda cuentas ante el Congreso y los ciudadanos sobre la aplicación de la Ley 53/2007.

“La ley sobre comercio de armas fue aprobada con el consenso de todos los partidos políticos hace justo seis años. Es una buena oportunidad para contemplar el camino recorrido y que el Secretario de Estado de Comercio  haga un balance de la aplicación de la ley desde 2008 hasta 2012, detallando el seguimiento por el Gobierno de los dictámenes parlamentarios y sus recomendaciones” ha concluido Jordi Armadans, Director de FundiPau.

Notas para los editores

•    El Tratado de Comercio de Armas, que regula por primera vez las transferencias internacionales de armas y municiones, fue aprobado en una votación abrumadoramente mayoritaria de la Asamblea General de Naciones Unidas el 2 de abril de 2013.
•    Tres estados votaron en contra: Irán, Siria y Corea del Norte, 156 estados votaron a favor y 23 se abstuvieron.
•    Hace más de una década, cuando se inició la campaña Armas bajo control a favor del TCA sólo Malí, Costa Rica y Camboya apoyaban el tratado. Tras 10 años y una enorme presión llevada a cabo por activistas de todo el mundo, más de 150 países se sumaron a la adopción de un acuerdo jurídicamente vinculante de armas.
•    El tratado entrará en vigor 90 días después de que el 50º estado signatario haya completado el proceso de ratificación. A fecha de hoy, 115 países han firmado el Tratado y 8 lo han ratificado: 

http://treaties.un.org/pages/ViewDetails.aspx?src=TREATY&mtdsg_no=XXVI-8&chapter=26&lang=en