Inici || Castellano | English
facebook twitter youtube issuu picasa rss
4 juny 2012

El SIPRI presenta su anuario 2012 sobre armamento, desarmamento y seguridad internacional

(Estocolmo, 4 de junio de 2012) El Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI) lanza hoy los hallazgos del Anuario SIPRI 2012 (SIPRI Yearbook 2012), que evalúa el estado actual de la seguridad internacional, armamento y desarme. Los hallazgos clave incluyen:

· Las movilizaciones de 2011 en Oriente Medio y el Norte de África marcaron el carácter cambiante de los conflictos armados contemporáneos.

· Las principales potencias continuaron reduciendo los arsenales de armas nucleares, mientras persiguen programas de modernización. 

· Las operaciones de paz en 2011 ilustraron una creciente aceptación del concepto de protección de civiles.

 

La primavera árabe marca los desafíos de los nuevos conflictos para la comunidad internacional

El SIPRI Yearbook 2012 documenta la variedad de respuestas internacionales ante las movilizaciones en Oriente Medio y el Norte de África, incluido el mandato de las Naciones Unidas y la intervención llevada a cabo por la OTAN en Libia; el número de resoluciones, sanciones y embargos de armas del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas; y la primera misión de paz de la Liga Árabe en Siria. 

Tomados en su conjunto, los acontecimientos de la primavera árabe, demuestran la creciente complejidad de los conflictos armados. Mientras los diferentes levantamientos compartieron algunos rasgos –incluyendo grandes manifestaciones, acciones noviolentas, la ausencia de líderes únicos, y el uso de las plazas principales en las grandes ciudades —también difirieron en algunos aspectos. El alcance de las demandas de los manifestantes variaba, yendo desde la mejora de la situación económica hasta el cambio de régimen, al igual que el nivel de violencia.

‘Los acontecimientos del año pasado no fueron aislados en términos de tendencias de los conflictos contemporáneos. De hecho, se hicieron eco de los cambios que han venido ocurriendo en los conflictos armados durante décadas. Tomados conjuntamente, estos cambios sugieren que hay un nuevo tipo de entorno del conflicto que está emergiendo, uno en el que las intervenciones internacionales son mucho más difíciles de llevar a cabo,’ afirma el Dr. Neil Melvin, Director del Programa de Conflictos Armados de SIPRI. 

 

Las fuerzas nucleares mundiales —‘menos pero más nuevas’ armas nucleares

A principios de 2012, ocho estados —los Estados Unidos, Rusia, el Reino Unido, Francia, China, India, Pakistán e Israel—poseían aproximadamente 4.400 armas nucleares operativas. Casi 2.000 de ellas se mantienen en un estado de alta alerta operacional. Si se tienen en cuenta todas las cabezas nucleares, estos estados poseen conjuntamente un total de aproximadamente 19.000 armas nucleares (ver la tabla), comparado con los 20.530 de principios de 2011.

El descenso se debe principalmente a que Rusia y los Estados Unidos están reduciendo sus inventarios de armas nucleares estratégicas siguiendo los términos del Tratado sobre Medidas para la Reducción y la Limitación de Armas Ofensivas Estratégicas (New START) así como retirando las armas viejas y obsoletas. 

Al mismo tiempo, los cinco estados nucleares legalmente reconocidos —China, Francia, Rusia, el Reino Unido y los Estados Unidos —están también implementando nuevos sistemas de entrega de armas nucleares o han anunciado programas para hacerlo, y parecen determinados a conservar sus arsenales nucleares indefinidamente. Mientras, la India y el Pakistán continúan desarrollando nuevos sistemas capaces de entregar armas nucleares y están ampliando sus capacidades de producir material fisible para propósitos militares. 

‘A pesar del reavivado interés del mundo en los esfuerzos de desarme, ninguno de los estados que poseen armas nucleares no ha mostrado, hasta ahora, más que una voluntad retórica de abandonar sus arsenales nucleares. Mientras el número general de cabezas nucleares está disminuyendo, los programas activos de largo plazo de modernización en estos estados sugieren que las armas nucleares se consideran todavía un indicativo de status y poder internacionales,’ afirma el investigador sénior del SIPRI, Shannon Kile.

 

Fuerzas nucleares mundiales, 2012

 País

 Cabezas nucleares
desplegadas*

 Otras cabezas
nucleares
 Total 2012
 Total 2011
 EUA 2.150  5.850 8.000 8.500
 Rusia 1.800  8.200  10.000 11.000
 Reino Unido
 160  65  225 225
 Francia  290  10  300 300
 China    200  240 240
 India    80-100  80-100 80-100
 Pakistán    90-110  90-110 90-110
 Israel    80  80 80
 Total  4.400  14.600  19.000  22.530

Fuente: SIPRI Yearbook 2012 * “Desplegados” significa cabezas nucleares situados en misiles o localizados en bases con fuerzas operativas. 

La estabilización de las cifras de mantenimiento de la paz—la protección  de civiles se convierte en la norma

Tras una década de incrementos, tanto del número de operaciones como del personal desplegado, en 2011 las cifras de mantenimiento de la paz se estabilizaron en un total de 52 operaciones, las mismas que en 2010.  Además, el número de persona desplegadas por el mundo en 2011 se mantuvo constante  en las 262.129, tan solo 700 menos que en 2010.

A pesar de la estabilización de ambas cifras, la del número de misiones y de personas, las nuevas misiones lanzadas en 2011 – particularmente las de Costa de Marfil, Libia y Siria- parecen señalar los inicios de un compromiso por parte de la comunidad internacional respecto a los conceptos de responsabilidad de proteger y la protección de civiles en conflictos armados, pero ilustran la falta de consenso en la forma apropiada de implementación.

‘El presupuesto de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz en 2012–2013 se prevé que se reducirá sustancialmente. Esto podría tener consecuencias en operaciones ya desplegadas y en la capacidad de las Naciones Unidas para y asumir nuevas misiones, y podría incluso llevar a una disminución en las actividades de las NNUU en el futuro,’ afirma la investigadora sénior Sharon Wiharta, jefa del Proyecto SIPRI en Operaciones de Paz.