Inici || Castellano | English
facebook twitter youtube issuu picasa rss
12 març 2009

Mueren 27 civiles asesinados, con 12 horas de diferencia, en dos países donde no hay guerra

Diez personas en Alabama (USA) y diecisiete a Winnenden (Alemania) han muerto en las últimas horas debido al acceso a las pistolas por parte de dos hombres incapaces de controlar su rabia.

Rebecca Peters, directora de IANSA (International Action Network on Small Arms) asegura que “Aquí tenemos dos ejemplos trágicos, con apenas doce horas de diferencia, de cómo el acceso fácil a las pistolas representa un riesgo para la vida y la salud de las personas, incluso en países dónde se vive en paz y con economías prósperas”. Jordi Armadans, director de la Fundació per la Pau (miembro de IANSA) añade: “Mil personas mueren cada día víctimas de armas de fuego, sin embargo, sólo un 25% de estas pierden su vida en un conflicto reconocido. Estas tragedias nos muestran cómo ningún país es inmune a la violencia de las armas. Un 75% de todas las pistolas del mundo están en manos de civiles pero, ¿cuándo considerarán los gobiernos que hace falta emprender acciones preventivas?”.

En Alabama, diez personas, incluyendo miembros de la familia del autor de los disparos, la mujer de un sheriff y un bebé de 3 meses, han muerto en cuatro tiroteos en dos ciudades rurales. Posteriormente, el agresor también ha muerto, no se sabe si víctima del tiroteo con la policía o si se suicidó. La Campaña Brady para Prevenir la Violencia de Armas de Fuego, denuncia que las leyes estatales de Alabama son de las más débiles de los Estados Unidos, permiten la venta de pistolas sin ni siquiera comprobar si los talones con qué se pagan tienen fondos, y llevar armas a lugares públicos, como el trabajo y el campus universitario.

Peter Hamm, el Director de Comunicación de la Campaña Brady afirma que “las leyes de armas en Alabama son pésimas. La mayoría de las personas no son conscientes de cuán fácil es acceder a las pistolas y de las pocas leyes que hay para controlarlas. Estamos poniendo demasiado fácil el acceso a las armas a gente peligrosa. Los Estados Unidos necesitan leyes federales más duras, pero la acción de los estados también puede frenar la violencia armada y preparar el camino para leyes de armas federales basadas en el sentido común.”

En Alemania un joven de 17 años disparó a dieciséis personas, incluyendo doce estudiantes y profesores de la escuela de enseñanza secundaria de Albertville en Winnenden, cerca de Stuttgart. Después, el autor de los disparos, ex alumno del centro, se suicidó. En Alemania es ilegal comprar una pistola hasta los 25 años pero el padre del joven es aficionado a las pistolas y tiene una colección en casa. La ley alemana permite tener armas en casa en vez de permitir sólo su almacenamiento controlado en clubes de tiro, tal y como recomienda IANSA.

El Dr. Peter Lock, miembro de IANSA afirma que “Hoy Winnenden se une a las ciudades de Freising y Erfurt, que también han perdido niños y jóvenes debido a tiroteos. Estas escuelas son ahora memoriales de la muerte de niños y jóvenes. Los miembros de IANSA en Alemania piden a Angela Merkel investigar la posibilidad de una completa prohibición de las pistolas. El gobierno alemán no se puede permitir apagar el despertador otra vez, con el riesgo de que vuelva a sonar.”

Para tener más detalles de los tiroteos en escuelas en cualquier parte del mundo desde el 1996: www.iansa.org