Inici || Castellano | English
facebook twitter youtube issuu picasa rss
18 febrer 2008

‘www.stopbombasracimo.org’

Coincidiendo con la Conferencia de Wellington, la CMC Barcelona y Greenpeace presentan la nueva página web de la campaña para la prohibición de las bombas de racimo

Desde hoy y hasta el día 22 de febrero se celebra en Wellington (Nueva Zelanda) la última conferencia preparatoria del “Proceso de Oslo”. Coincidiendo con esta cumbre, la CMC Barcelona y Greenpeace presentan la nueva página web de la campaña “Stop bombas de racimo”.

La CMC Barcelona es una coalición de alcance estatal formada por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, la Fundació per la Pau, Justícia i Pau, y el Moviment per la Pau. Se constituyó formalmente el año 2007 y, junto con Greenpeace, impulsa en España la campaña “Stop bombas de racimo”.

Esta campaña participa activamente en el Proceso de Oslo a través de acciones de sensibilización y movilización de la opinión pública, buscando el apoyo y la implicación de las ONG y de la ciudadanía, y presionando a los partidos políticos y a las instituciones para que el tratado forme parte de la legislación española.

El Proceso de Oslo trabaja para conseguir un tratado internacional que prohíba las bombas de racimo que causan un daño inaceptable a la población civil, y que incluya la asistencia a los supervivientes y a las comunidades afectadas y la limpieza de sus tierras. Los temas más controvertidos para lograr un acuerdo y que se discutirán en la cumbre de Wellington, incluyen la petición, por parte de algunos países, de que el texto incluya excepciones basadas en las llamadas ‘bombas inteligentes’ que contienen mecanismos de autodestrucción y/o autodesactivación. La CMC Barcelona y Greenpeace consideran que todas las bombas de racimo pueden fallar y, por tanto, no se puede aceptar la utilización de ninguna de estas bombas.

El resultado de la conferencia de Wellington será el borrador de un texto de tratado que los países asistentes se comprometerán a negociar en Dublín, Irlanda, del 19 al 30 de mayo del 2008. Hasta el momento, 150 representantes diplomáticos de 50 países se han registrado para asistir a la cumbre de Nueva Zelanda. El Proceso de Oslo cuenta con el apoyo de 94 países, entre los cuales está España.

También se han inscrito a la conferencia más de 100 participantes de ONG de 42 países, incluyendo supervivientes de bombas de racimo de Afganistán, Irak, Serbia y Tayikistán; expertos en la desactivación de bombas y activistas.

La CMC (Coalición contra las Bombas de Racimo) es una red de más des 250 organizaciones no gubernamentales de 70 países y apoyará la conferencia a través de varias actividades como acciones de calle y actos públicos de sensibilización. En una de estas acciones, en Wellington, activistas de todos los continentes dibujarán siluetas en el suelo para llamar la atención sobre el sufrimiento humano causado por las bombas de racimo.

Contacto para medios de comunicación:
Fundació per la Pau
Lourdes Vergés, tel. 93 302 51 29
lverges@fundacioperlapau.org

www.fundacioperlapau.org