Inici || Castellano | English
facebook twitter youtube issuu picasa rss

Organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo llaman a negociaciones sobre un tratado de prohibición de las armas nucleares

Más de 150 países se reúnen en Viena para la Conferencia mundial sobre armas nucleares

8 de diciembre de 2014, Viena, Austria En una demostración de apoyo abrumador de la comunidad internacional, representantes de más de 150 países se reunieron en Viena, Austria, para la Tercera Conferencia internacional que tiene como objetivo examinar las consecuencias humanitarias de las armas nucleares.

Antes de las conversaciones del gobierno, se reunieron más de 500 activistas en el mayor encuentro de la sociedad civil sobre un tratado para prohibir las armas nucleares.

“Estamos más cerca que nunca de iniciar las negociaciones para un tratado de prohibición de las armas nucleares”, señaló Beatrice Fihn, Directora Ejecutiva de la Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares. “Estamos seguros de que los gobiernos tendrán la voluntad para emprender un proceso diplomático que desarrolle un nuevo tratado internacional para prohibir las armas nucleares”, dijo Fihn.

En las conferencias anteriores de este proceso, celebradas en  Noruega y México, se concluyó de que no podría haber una respuesta adecuada si una o más armas nucleares fueran detonadas, ya sea intencional o accidentalmente.

Estas conversaciones globales han representado un ejercicio de replanteamiento colectivo que ha cambiado fundamentalmente la manera en que el tema de las armas nucleares se discute a nivel internacional.

La reunión de Viena será la primera vez en que en una conferencia intergubernamental se destacarán los testimonios de los sobrevivientes de los ensayos nucleares y los efectos a largo plazo de las explosiones nucleares en la salud humana. Viena también será la primera vez en que los Estados tengan la oportunidad de solventar totalmente las lagunas en el derecho internacional por el que las armas nucleares son las únicas armas de destrucción masiva que no están sujetas a un tratado de prohibición internacional.

“Las pruebas presentadas durante este proceso hasta ahora han sido abrumadoras. El impacto de las armas nucleares es aún peor de lo que se había considerado anteriormente y el riesgo de su uso es aún mayor de lo que los gobiernos han admitido”, dijo Thomas Nash, representante de ICAN y director de la organización no gubernamental para el monitoreo de armas con sede en Reino Unido, Artículo 36.

“Esperamos que los Estados respondan a esta evidencia iniciando un proceso hacia la prohibición de las armas nucleares para el 70 aniversario de los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki, en agosto próximo “, agregó Nash.

De los 150 Estados que intervendrán en la conferencia de Viena, los Estados con armas nucleares como el Reino Unido y los Estados Unidos que previamente han boicoteado las conversaciones en el proceso, participarán junto a India y Pakistán.

“Incluso aquellos Estados que han calificado estas conferencias como ‘una distracción’ hace sólo unos meses, han cambiado de opinión y están llegando a Viena para discutir las consecuencias inaceptables de sus armas nucleares. Ya nadie puede ignorar esta iniciativa humanitaria en contra de las armas nucleares. Debe ser el punto de partida para todas las discusiones sobre las armas nucleares en el futuro”, concluye Jordi Armadans, director de FundiPau.